NotiFES Digital

• Pese a las vicisitudes, el equipo femenil de flag Pumas Acatlán obtuvo el tercer título con la complicidad, hermandad, constancia y amor por los colores azul y oro

En el otoño de 2019 el equipo femenil de flag Pumas Acatlán consiguió el histórico bicampeonato tras derrotar a las Águilas Blancas, situación que auguraba extender la cadena de éxitos para una generación de chicas que buscan escribir gloriosas páginas para la organización azul y oro.

Sin embargo, la emergencia sanitaria derivada por la Covid-19 interrumpió los planes, muchas disciplinas deportivas pararon y, por ende, ese sueño parecía esfumarse. Como la esperanza es lo último que se pierde, cuando regresaron a las actividades, las chicas, ahora en la categoría Big Ten de Mayor, se comprometieron regresar al emparrillado y reemprender los planes.

La misión parecía complicada, muchas dejaron de hacer ejercicio, otras se enfocaron en seguir con sus estudios universitarios, incluso, algunas se olvidaron del equipo. El anhelo de regresar a luchar por un campeonato en el terreno del juego se alejaba por las vicisitudes que encontraron en el camino, lejos de perjudicarlas, fue un aliciente y, contra todo, las 17 guerreras lograron lo imposible: alzar la corona de la categoría al vencer en trepidante final a las Cowboys de Lomas Verdes, 6-0.

“Este tricampeonato nos sabe a gloria. Nadie daba un peso por nosotras, el proceso fue complicado por las restricciones, no entrenábamos completas, muchas veces dependimos de otros para hacerlo, eso, lejos de bajarnos la moral nos daba ánimos. Afortunadamente muchas somos veteranas y ya conocemos el plan de juego, eso ayudó, este logro me sabe a complicidad, hermandad, esfuerzo y al trabajo en equipo, éxito que sufrimos, lloramos y nos alegramos”, señaló con emoción Jimena Vargas Serafín, capitana de la escuadra universitaria.

Por su parte, Paola Itzel Herrera Cruz, estudiante del octavo semestre de la licenciatura en Economía en Acatlán, dijo que la clave fue la unión del equipo y las complicidades que se lograron a lo largo de la temporada. No tuvieron el inicio deseado al caer en el primer juego, precisamente contra las Cowboys.

“La cuestión de la pandemia, el poco ritmo que teníamos nos afectó, al campo de juego completas lo conseguimos un día antes de ese juego, sin embargo, poco a poco tomamos ritmo y gracias a muchos cómplices que al final nos apoyaron como los chicos de intermedia, estuvieron con nosotros en la última parte del torneo entrenando, puliendo jugadas y dándonos tips, eso nos ayudó para alcanzar objetivo”, relató Herrera Cruz.

Una a una y orgullosas de portar sus respectivas medallas que las acredita como campeonas, las chicas se fueron reuniendo frente al Alma Mater de la Coordinación de Actividades Deportivas y Recreativas (CADyR), donde Fernanda Ortiz Garza, de la licenciatura en Relaciones Internacionales, agradeció el apoyo recibido por parte de las autoridades del plantel, del programa de futbol americano de Liga Mayor y la CADyR, siempre pendientes de ella, “Sin duda saber que estás apoyada por el equipo de Liga Mayor y que un día antes de la final nuestro director nos echara porras, nos motivó, puso algo de presión pero al final la canalizamos y pudimos quedarnos con el campeonato en nuestro estadio y con las gradas llenas, algo que jamás habíamos vivido y lo cual agradecemos”, dijo.

Dejar escuela

Ataviado con su playera de Pumas Acatlán, Pedro Álvarez Villanueva, entrenador en jefe del equipo da todo el mérito del campeonato a las chicas, quienes desde un principio asumieron un compromiso que sabían complicado y valora el esfuerzo que hicieron para llegar a la final y ganarla. “Las cosas no estaban fáciles, por eso, cuando nos juntamos y platicamos, dijimos que este regreso era para hacer las cosas grandes, y ahí están. La verdad, ellas se merecen todos los aplausos, yo solo me basé guiándolas y dándoles consejos. Verlas campeonas, algunas por tercera vez, me hace sentir que hice bien. Muchas redoblaron esfuerzos, pues mientras entrenábamos tomaban clase, algunas dejaban de realizar ejercicios por estar atentas, eso, de verdad, es de mucho respeto”, comentó.

Para el estratega, el plan que tiene con las chicas para el año que viene es que, siempre que se mantengan las condiciones de salud buscarán el cuarto campeonato, pensando que algunas puedan entrenar a las nuevas generaciones que quieran formar parte del equipo. “Veo en muchas esa capacidad de enseñar y comenzar a regresar a que nuevas generaciones que vengan comiencen por amar este deporte, y qué mejor de la mano de estas chicas que ya son un ejemplo de constancia, disciplina y de amor por los colores azul y oro de los Pumas Acatlán”. ¡Felicidades Campeonas!

 

Categoría(s): Boletines

Sin comentarios

Archivos

Hecho en México, todos los derechos reservados 2022. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución.

El contenido aquí expuesto no necesariamente refleja la opinión de la institución, y es responsabilidad exclusiva del administrador del blog.