NotiFES Digital

• Egresado regresa a casa a presentar su libro No hay rutina que llegue a vieja

Con el objetivo de retratar la problemática que viven los padres solteros jóvenes desde una visión realista, con mensajes claros que ayuden al o la lectora a conocer la historia, Alejandro David Arriaga García, regresó a su alma mater para presentar el libro No hay rutina que llegue a vieja, en el Auditorio del Programa de Investigación de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán.

Ante alumnos y algunos profesores, el licenciado en Relaciones Internacionales se dijo contento de poder presentar este libro, el cual surge a raíz de su experiencia como padre de familia y con todas las vicisitudes que pasan los hombres cuando les toca convivir con ellos. “El que me tocara experimentar situaciones como el no poder cambiar a mi hijo de pañal en un baño y varias situaciones que como hombre pasas y te las arreglas como puedes, eso fue lo que me inspiró para contar esta historia que plantea una visión distinta de las nuevas masculinidades y de las labores que como hombre tenemos que llevar a cabo de acuerdo al rol que nos corresponde”, destacó.

La trama cuenta la vida de Gonzalo, joven de 23 años que es papá soltero y de profesión guía de turistas en el Centro histórico de la Ciudad de México, él tiene una vida distinta a los de generaciones anteriores, hoy en día las acciones se pueden quedar plasmadas en un celular, por lo que resulta complicado poder divertirse como le gustaría.

“El personaje revive memorias ajenas y moldea las suyas entre las alteraciones de su vida y los asaltos de sus temores, cuenta al lector la memoria oculta de vidas pasadas, pero por medio de sus explicaciones históricas mientras recorre las calles de la ciudad lo hace contarlo de una manera muy peculiar. Relata los recuerdos de un México que se resiste a ser olvidado, mientras combate con la impetuosa realidad que lo transforma y lo reinventa, a veces, incluso en contra de su conciencia”,  comentó.

La obra también señala que son esos recuerdos de la ciudad que el lector puede emerger en un pasmoso silencio y renace en el corazón de quien la escucha, posponiendo una vez más la oscura ventura del olvido, pero la llegada del amor más grande le abre las puertas a otro más apasionado que le muestra la vida desde la paradoja del cambio constante.

Arriaga García agregó que gracias a la disciplina personal ha podido combinar sus más grandes pasiones, la de profesionista en Relaciones Internacionales con la de la escritura. “No es nada fácil, ya que cuando eres padre tienes que dejar algunas cosas, pero me gusta leer y escribir, hoy por hoy es una catarsis, a veces no da tiempo, pero con disciplina y buscando el tiempo se logran los objetivos. Por eso, mi recomendación a los estudiantes es que aprovechen cada momento que tienen en la FES Acatlán, los cursos, las actividades culturales o deportivas que se imparten. Cada minuto en esta escuela es muy valioso, no lo dejen pasar”, sentenció.

Categoría(s): Boletines

Sin comentarios

Archivos

Hecho en México, todos los derechos reservados 2022. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución.

El contenido aquí expuesto no necesariamente refleja la opinión de la institución, y es responsabilidad exclusiva del administrador del blog.