#SocialMediaAcatlán

Categoría(s): Sin categoría

Categoría(s): Sin categoría

Por Fernanda Sánchez Tapia

¿Imaginas poder ir a trabajar sin la necesidad de vestirte formal, pasar horas en el tráfico, y lo mejor: tener una oficina perfectamente equipada que no ocupe espacio en casa? No, la idea no salió de un episodio de Black Mirror; todo se lo debemos a la famosa realidad virtual por la que compañías como Apple y Google han estado apostando fervientemente los últimos años.

La realidad virtual, a diferencia de la realidad aumentada, consiste en introducir al usuario en un mundo diferente, mediante el diseño gráfico en 3D. Mientras que la realidad aumentada es observar el mundo real con objetos virtuales. Un ejemplo de esta última es el juego Pókemon Go.

Si llevamos dichas tecnologías al ambiente laboral el resultado son las oficinas del futuro. Los enormes ficheros desaparecerán, y los empleados podrán manipular literalmente documentos con la ayuda de unas gafas que combinan realidad virtual y aumentada para recrear una oficina.

La empresa Meta de Silicon Valley está por lanzar unas gafas que tendrán el poder de ofrecer un entorno totalmente artificial, gracias a la realidad virtual, y la posibilidad de exhibir objetos virtuales manipulables, gracias a la realidad aumentada.

Lo que hace más interesante esta propuesta, es que otras personas podrán visualizar a distancia lo que el usuario de la aplicación esté haciendo, mediante alguna pantalla o monitor (sin la necesidad de usar las gafas). Así el trabajo en equipo será más fácil. Y si el usuario así lo desea también podrá enviar los archivos virtuales hacia su dispositivo móvil.

Los únicos factores que intervienen en la expansión de esta maravilla tecnológica son el precio y el peso de las gafas. Se estima que las gafas Meta costarán aproximadamente 900 euros, sin olvidar que algunas personas que ya las han utilizado dicen que son algo pesadas de llevar. Sin embargo nadie puede negar la enorme utilidad que se les puede dar, no sólo en ámbitos laborales, sino educativos e incluso médicos.

Fuentes:

http://www.bbc.com/mundo/noticias-37678017

https://eldiariony.com/2017/06/08/hologramas-modelos-a-escala-en-3d-y-ficheros-en-realidad-virtual-asi-sera-la-oficina-del-futuro/

http://www.economiadigital.es/tecnologia-y-tendencias/asi-seran-las-oficinas-del-futuro_409335_102.html

Categoría(s): Sin categoría

Por Marco Antonio Aceves  Pérez

Para sumarse a la celebración del mes del orgullo gay, Facebook creó una nueva reacción con la bandera arcoiris  que caracteriza a la Comunidad LGBT.

En un comunicado, esta red social que nos tiene tan informadas, dijo “Creemos que es necesario construir una plataforma que apoye a todas las comunidades. Así que estamos celebrando el amor, la diversidad y él orgullos dándoles una nueva reacción”.

Son muchas las marcas que se han unido a la celebración del colectivo y es la primera vez que Facebook se une de manera masiva.

Esta nueva función está activa desde ya y además tal como sucedió con la flor morada que se instaló para el Día de las Madres, la bandera estará disponible únicamente durante junio.

Categoría(s): Sin categoría

Por Isaac Ayuso Guzmán

Durante mis traslados a la primaria en la Cuidad de Oaxaca, a principios de los años 90, era común encontrarme con numerosas bardas o paredes pintadas en las cuales los vecinos de las colonias, anunciaban los nombres de sus negocios o productos, generalmente acompañados de algún personaje, los cuales me llamaban la atención ya fueran originales, o bien de la televisión y las caricaturas, contextualizados en ese medio popular en el que yo transitaba, todos estos rótulos habían sido elaborados a mano, con brocha y rara vez firmados por el autor. Un día me enteré de que un compañero del grupo tenía un hermano que se dedicaba a este oficio que tanto me llamaba la atención, le pregunté sobre lo que había estudiado y me dijo que su hermano sólo había terminado la preparatoria.

Durante la primera década del año 2000 ya era poco común ver algunos negocios dedicados a la rotulación tradicional: a mano, con pintura, brochas y rodillos. Se podían ubicar en algunas zonas del entonces Distrito Federal, como los alrededores del mercado de La Merced, en la calle de República de Uruguay y Corregidora o la zona de Tacuba y Azcapotzalco. Actualmente, estos negocios ya no existen o son muy escasos, algunos ofrecen el servicio de rotulación, pero principalmente se dedican a la impresión digital. Los rótulos que aún quedan en algunas paredes son cada vez más escasos en las fachadas de establecimientos populares como tienditas de abarrotes, establecimientos de comida como carnitas y tortas, puestos instalados en las banquetas, etc.

Con la llegada de la impresión digital de lonas; las computadoras con sus programas de edición, herramientas de recorte y retoque en unos minutos podemos tener un producto terminado y si no nos gusta, puede ser corregido rápidamente antes de mandar a impresión.

Consecuencia de esto es que se abarataron los costos de producción de promocionales, imágenes complejas como fotografías, vectores, textos y personajes son ahora fáciles de producir por cualquier persona con conocimientos básicos de diseño. El rótulo, que siempre se enfrentó a la intemperie, el sol, la lluvia, el viento, además de factores sociales como el vandalismo o incluso económicos como el éxito o fracaso del negocio, se convirtió en un medio costoso y de difícil restauración; al contrario de su competidor digital, que apareció ofreciendo rapidez, precisión, bajo costo, duración, puede ser plegable y guardada para no quedar expuesta al vandalismo y en caso que así ocurriera, podría ser reemplazada fácilmente, incluso se podría limpiar y hasta reciclar. Ante todas estas ventajas, la tecnología quitó rápidamente trabajo al artesano afectando su fuente de ingreso, obligándolo a retirarse del mercado y a realizar otras actividades.

El rótulo como una forma de arte urbano se integra a la ciudad como parte de la misma, no tiene el peso de lo que comúnmente se conoce como arte. Aunque actualmente algunos negocios buscan reencontrarse con la técnica del rótulo tradicional en colonias como La Roma y La Condesa en las que algunos negocios diversos y marcas publicitarias buscan invadir nuevamente las paredes, la demanda no es suficiente y estos rótulos pueden o no haber sido elaborados por los maestros rotulistas. También se han dado recientes campañas con marcas como Converse y Reebok en las que se contextualiza el rótulo como una forma de expresión subversiva entre los jóvenes, haciéndolo pasar como grafitti, el cual está elaborado por jóvenes y bajo la tutela de grandes agencias publicitarias. Dentro de las diferentes formas de arte urbano podemos encontrar obras, en este caso, la rotulación popular, que vienen a enriquecer nuestro paisaje urbano. Hasta antes de la impresión digital la rotulación tradicional fue el principal medio para promocionar productos, bienes, servicios o ideas, pero también constituye hasta la fecha un referente en la tradición cultural y forma parte de la identidad del mexicano, esa identidad difícilmente la podemos encontrar en la tecnología digital, rápida de reproducir, poco intervenida por el hombre, carente de la textura de la pared, sin el error en el dibujo, la improvisación que se presenta para resolver algún problema de proporción o de material, sin el particular manejo de color en fin, el estilo de cada rotulista. Hoy en día es casi un hecho que el rótulo tradicional ha desaparecido y sólo está presente en las campañas políticas y en específicas campañas coordinadas por grandes agencias publicitarias. Es difícil rescatar al rótulo, pero es importante también documentarlo, investigarlo porque es parte de nuestra cultura visual como mexicanos, es un producto importante de nuestra identidad y es inspiración hoy en día para el arte, el diseño y la publicidad, su herencia está presente y vigente.

Categoría(s): Sin categoría

https://www.youtube.com/watch?v=hLwZ47yYxwQ&feature=youtu.be

Categoría(s): Sin categoría

Comentarios recientes

    Archivos

    Hecho en México, todos los derechos reservados 2017. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución.

    El contenido aquí expuesto no necesariamente refleja la opinión de la institución, y es responsabilidad exclusiva del administrador del blog.