NotiFES Digital

• Abraham Galarce Reyna logró 119 aciertos de 120 posibles para su ingreso a la UNAM y ahora es un orgulloso alumno de la FES Acatlán en la licenciatura en Relaciones Internacionales

En diciembre del año pasado, Abraham Galarce Reyna se quedó a sólo dos aciertos de poder ingresar a la UNAM en la carrera de Ingeniería Industrial, pero eso, lejos de quitarle la esperanza fue un aliciente y comenzó a prepararse para que en su segunda oportunidad quedar a un solo punto de lograr el examen perfecto y cumplir un sueño que anhelaba desde niño: entrar a la Máxima Casa de Estudios del país, la UNAM.

Con 18 años de edad, el egresado del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios No.134 “Nicolás Catalán”, en Chilpancingo, Guerrero, de donde es originario, después de saber que no había sido aceptado dejó pasar 20 días y después de eso tomó sus apuntes y comenzó a prepararse para que en la segunda oportunidad pudiera pasar el examen.

Fue entonces que la desventaja, que es la emergencia sanitaria ocasionada por la COVID-19 lo tomara como una ventaja, ya que el encierro lo obligó a enfocarse solamente a estudiar y así, al lado de otros jóvenes, utilizaron los grupos de Whatsapp y Zoom para que de las 10 a las 12 de la noche se hicieran preguntas, respondieran y formaran un grupo de interacción sin saber el resultado final.

Todo ese esfuerzo no fue en balde para Abraham, ya que logró obtener 119 aciertos de los 120 y, con ello, logró ser aceptado en la carrera de Relaciones Internacionales en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán.

“Cuando vi el mail donde me informaban que había sido aceptado me alegré mucho, enseguida le avisé a mi mamá, a mi padre, a mis hermanos, tíos, familiares y amigos que siempre me apoyaron para decirles que me había quedado. Me sorprendí que haya sido con 119, yo iba por 110 o un poco menos, pero es cuando vi que valió la pena todos los meses que tuve de preparación”, dijo.

RI, LA MEJOR

En entrevista, Galarce Reyna dijo que optó por la carrera de Relaciones Internacionales ya que quería enfocarse en el área de comercio y, aunque la primera vez pensó que Ingeniería Industrial podía ser la opción, al no quedarse comenzó a buscar otras opciones y fue entonces que apareció RI, y al investigar optó por Acatlán, ya que es una carrera multidisciplinaria que con el paso de la carrera lo ayudará a enfocarse, además que cuenta con un nuevo plan de estudios que lo hace más atractivo.

“Como un joven de 18 años aún tengo muchas dudas, pero me di cuenta que esta carrera es multidisciplinaria y me abre muchas opciones dónde enfocarme, ya que tiene de todo: como política, economía, comercio, negocio, filosofía, psicología y, sin duda, todas me llaman la atención”, destacó.

Mentalizado para el cambio

Con la emoción por su ingreso en la UNAM, comentó que por medio de videos es que conoce su nueva escuela, a la que ya desea conocer de forma física y agrega que una vez que la contingencia cambie y pueda ya tomar clases presenciales en las aulas las disfrutará mucho, aunque ahora, por la “nueva normalidad” de tomar clases en línea, le da la oportunidad de estar en casa y poder disfrutar más a la familia, aunque está consciente de que tarde o temprano debe de dejar su lugar de origen y prepararse para vivir solo o con unos familiares, aunque estos le queden un poco retirado de la escuela.

“Ahorita disfruto porque estoy tomando clase en casa y ahorrando un poco de dinero para cuando esto se normalice tendré que buscar donde quedarme. Tengo unos familiares, pero en la colonia Del Valle y creo que eso me puede costar un poco de más tiempo, pero ya veremos cómo se dan las cosas. No me da miedo la soledad ya que muchas veces he estado así porque mi madre viaja mucho y he aprendido a estarlo. Aparte, ahora he tomado clases de cocina con ella para cuando viva sólo y, bueno, mentalizarme para el futuro”, comentó

Puma de afición

Seguidor de los Pumas de la Universidad en el futbol soccer, el mayor de tres hermanos dice que su gusto por el futbol soccer lo podría en un momento dado, si las clases y los horarios se lo permiten, en un futuro buscar representar a la Facultad en el equipo, ya que él antes del examen y la contingencia sanitaria tenía su equipo allá en Chilpancingo.

“Claro que me llama la atención, si se dan las cosas yo con gusto buscaría estar en el equipo de soccer, pero primero está el estudio. Mi compromiso hoy con la FES Acatlán y la UNAM es aprovechar todos los beneficios al máximo y en su momento apoyarla representándola de una forma muy destacada, ya sea con el estudio o en lo deportivo. Y es que es un orgullo que cada vez que me preguntan ¿en qué universidad te quedaste? Les responda con mucho orgullo; ‘ me quede en la UNAM, en la FES Acatlán”.

Finalmente, Abraham manda un mensaje a todos esos alumnos que no pudieron quedarse en la UNAM a que no claudiquen, que sólo se preparen bien, busquen la mejor opción para prepararse y sabrán que todo el esfuerzo tiene su recompensa, así como él que no se dio por vencido a la primera, es una prueba de que cuando se quiere se logra el sueño de estar como lo quería de niño: entrar a la UNAM. ¡Bienvenido!

Categoría(s): Boletines

Sin comentarios

Archivos

Hecho en México, todos los derechos reservados 2020. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución.

El contenido aquí expuesto no necesariamente refleja la opinión de la institución, y es responsabilidad exclusiva del administrador del blog.