Sala de Prensa Acatlán




Hace ocho décadas el Sinaia desembarcó en Veracruz, a bordo venían miles de exiliados republicanos que encontraron en México una segunda patria. Para conmemorar este hecho, la Facultad de Estudios Superiores Acatlán realizó El exilio español 80 años, evento que contó con los aportes de este suceso en la vida nacional.

“Hablar del exilio es hablar de una etapa de tristeza, pero también de transformación”, la llegada de refugiados a México significó una etapa de institucionalización de nuestro país y un enriquecimiento en distintos ámbitos gracias a sus aportaciones, expresó el Doctor Manuel Martínez Justo, Director de la FES Acatlán, en la inauguración. Además, destacó que la conmemoración de este suceso es una oportunidad para analizar desde distintas perspectivas un fenómeno fundamental en nuestros días: la migración.

Por su parte, la doctora Guiomar Acevedo López señaló la importancia de este acontecimiento, pues además de ser indispensable en la configuración del México moderno y posrevolucionario, la Guerra Civil Española fue un evento definitorio en la historia Mundial del siglo XX, en la que Alemania comprobó su concepto de Guerra total.

La especialista de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM resaltó el interés de Lázaro Cárdenas por crear instituciones que solventaran los ideales revolucionarios, objetivo en el que participaron intelectuales republicanos, además, el arribo de obreros calificados fue fundamental para el desarrollo de la industria.

Describió que, como respuesta al asesinato de Federico García Lorca a manos franquistas, Pablo Neruda congregó a un grupo de intelectuales antifascistas quienes convencieron al gobierno mexicano de abrir sus puertas a pensadores de alto nivel, algunos de los cuales fundaron la Casa de España en México, que devino luego en el Colegio de México.

A su vez, el doctor Adalberto Santana, coordinador del Consejo Académico del Área de las Humanidades y de las Artes, detalló que en España “no existe una modernización política” lo que ha limitado su desarrollo. Describió que esta oleada de migrantes contribuyó al desarrollo editorial de México, ya que ellos colaboraron en la creación del Fondo de Cultura Económica, además de la sinergia que se dio entre intelectuales mexicanos y españoles, por ejemplo, el caso de José Gaos —quien acuñó el término transterrado —maestro de filósofos como Leopoldo Zea.

Finalmente, el doctor Francisco Peredo Castro, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, mencionó que del Sinaia desembarcó gente que contribuyó de sobre manera al desarrollo de la industria fílmica nacional.

Describió que hubo cuatro oleadas de migración española que influyeron en el cine mexicano: la primera a inicios del siglo XX, la segunda se dio con la sonorización del séptimo arte, la tercera con los exiliados de la Guerra Civil española y, la última, con los españoles que vieron a nuestra industria como una alternativa a Hollywood.

Si bien la obra desarrollada por Luis Buñuel es fundamental, uno de los logros más grandes del cine mexicano fue adaptar a la pantalla grande tres obras cumbres de las letras españolas: La Barraca, Doña Perfecta y Pepita Jiménez. Esta etapa de nuestra historia es sin duda una de las experiencias de interculturalidad más enriquecedoras e importantes que se han dado, detalló el experto.

Categoría(s): Boletines

Sin comentarios

Entradas recientes

Hecho en México, todos los derechos reservados 2019. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución.

El contenido aquí expuesto no necesariamente refleja la opinión de la institución, y es responsabilidad exclusiva del administrador del blog.