Sala de Prensa Acatlán



Adriana Kupijy Vargas Huitrón, estudiante de Pedagogía de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, será galardonada con el Premio Estatal de la Juventud 2019 de Oaxaca por su proyecto en la creación de las bibliotecas comunitarias en la sierra mixe.

En entrevista, Kupijy —su nombre significa “flor que asciende” en mixe—admitió sentirse contenta por dicho logro, pues involucra dos años de trabajo y la participación de muchas personas. A sus 20 años, busca inspirar con este premio a las nuevas generaciones. Sobre la distinción indicó que es muy importante que el gobierno reconozca la labor de los jóvenes porque ellos construyen el futuro.

El proyecto ya cuenta con una primera biblioteca en funcionamiento en la ranchería de Tejas ubicada en el municipio de Santa María Tlahuitoltepec; sin embargo, la joven buscará financiamiento y recursos para un edificio independiente y adecuado, pues requieren más espacio.

En el mismo municipio, Vargas Huitrón realizó la gestión de una segunda biblioteca en la ranchería Flores, para la cual recibió libros durante la donación Flor que asciende, en el marco la Feria Internacional del Libro de los Universitarios (FILUNI). La estudiante destacó las ganas de muchas personas por participar: “eso habla de que nuestra sociedad sigue despierta y comprometida con proyectos sociales”, señaló.

Gracias a esta actividad, Kupijy reunió 133 cajas con libros, con lo que espera duplicar el acervo de cuatro mil ejemplares que consiguió para la primera biblioteca. Asimismo, indicó que la próxima fase del proyecto es crear una tercera biblioteca en la ranchería Río Pachiñe, en el municipio San Juan Guichicovi, cuya inauguración está planeada para enero del 2020.

Destacó que busca revalorar el conocimiento de las comunidades, descentralizar la información en las zonas urbanas y seguir fomentando la cultura, el arte y la literatura. “He aprendido muchísimo del proyecto y me va a llevar toda la vida, porque no quiero dejar de trabajar para que las futuras generaciones gocen del privilegio de estudiar y acceder a la educación superior”, expresó.

Además, agradeció a las diversas instituciones que la apoyaron, principalmente a la UNAM y a sus padres, quienes la educaron con un espíritu de conciencia social y siempre insistieron en que pensara de forma distinta y comunitaria: “Mi cultura y mi identidad es algo que me ha ayudado bastante a seguir resistiendo”, resaltó.

Por otra parte, Vargas Huitrón se dijo feliz por su amiga Betzabeth Martínez Gutiérrez, otra estudiante universitaria, de origen zapoteca, de la Facultad de Contaduría y Administración que obtuvo el premio en la categoría Mérito Cívico. “Es muy importante haberlo ganado con una mujer y haberlo conseguido juntas: dos universitarias, dos oaxaqueñas y las dos provenientes de pueblos originarios, eso me emociona demasiado y es una experiencia muy bonita para ambas”, mencionó.

Categoría(s): Boletines

Sin comentarios

Entradas recientes

Hecho en México, todos los derechos reservados 2019. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución.

El contenido aquí expuesto no necesariamente refleja la opinión de la institución, y es responsabilidad exclusiva del administrador del blog.