Sala de Prensa Acatlán



En la Unidad de Seminarios de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, la doctora Pilar Aramburuzabala, impulsora de la Red Europea de Aprendizaje-Servicio en Educación Superior brindó una conferencia en la que resaltó la importancia de esta metodología pedagógica en el marco de los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible propuestos por la Organización de las Naciones Unidas.

El Aprendizaje-servicio (Aps) se puede definir como una metodología que ayuda a “aprender dando un servicio a la comunidad, es una manera de formar ciudadanos competentes, capaces de transformar la sociedad”, puntualizó la también académica de la Universidad Autónoma de Madrid. Va más allá de un voluntariado o una práctica de campo, ya que el aprendizaje-servicio se respalda en una filosofía educativa, “una manera de ver el mundo, la justicia social y la educación”, agregó.

Añadió que la Aps es un tipo de educación experiencial en la cual ganan los alumnos y el entorno en el que intervienen. Otra de las ventajas al utilizar esta metodología es que los conocimientos se aplican en problemas reales que, a diferencia de un entorno académico, muestran la realidad como es: compleja y multidisciplinaria; esta cercanía ayuda a que los alumnos vean las relaciones que hay entre las asignaturas al resolver un problema.

El Aprendizaje-servicio, abundó Aramburuzabala, necesita de cuatro elementos fundamentales para existir: la reflexión, la participación, el aprendizaje y el servicio. Ante docentes de nuestra Facultad la ponente mencionó que en este modelo es importante que los estudiantes se involucren y tomen decisiones sobre las acciones a emprender; así mismo, afirmó que la participación ayuda a que los estudiantes pongan en práctica sus conocimientos teóricos y, sobre todo, los ayudará a enfrentar mejor su próxima vida profesional.

La doctora expuso algunos casos de éxito de esta metodología en poblaciones de Madrid y de París. Por último, explicó que involucrar a los alumnos en una experiencia de aprendizaje de este tipo los ayuda a desarrollar una sensibilidad que estará presente el resto de sus vidas.

Por su parte, la doctora Verónica Palma, presidenta del Pacto de América Latina por la Educación con Calidad Humana (PALECH) detalló que su organización trabaja en cuatro rubros, uno de ellos el voluntariado Seamos semilla, en donde se involucra a los jóvenes universitarios para que ayuden a la sociedad mediante la metodología Aprendizaje-servicio.

Expresó que actualmente ya trabajan con otras entidades de la UNAM, como las FES Aragón y Cuautitlán, e invitó a la comunidad de Acatlán a acercarse para construir redes, así como presentar avances y proyectos de Aprendizaje-servicio en los congresos latinoamericanos organizados por su institución.

Categoría(s): Boletines

Sin comentarios

Entradas recientes

Hecho en México, todos los derechos reservados 2019. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución.

El contenido aquí expuesto no necesariamente refleja la opinión de la institución, y es responsabilidad exclusiva del administrador del blog.