Sala de Prensa Acatlán



El 17 de marzo de 1975, de las entrañas del entonces “Ejido de Oro” naucalpense, abrió sus puertas la Escuela Nacional de Estudios Profesionales Acatlán, para responder a la necesidad de la Universidad Nacional Autónoma de México de beneficiar a un mayor número de estudiantes con la educación superior. Hoy, a 44 años dio fruto la siembra de un proyecto novedoso y visionario con un modelo educativo innovador basado en la ínter y multidisciplina.

Convertida en Facultad de Estudios Superiores, que el pasado 5 de marzo cumplió con sus primeros 15 años, Acatlán ha logrado consolidarse como una entidad universitaria tanto en lo académico, como en lo cultural y deportivo.

Historia

Gracias al proyecto de desconcentración impulsado en Ciudad Universitaria, por el entonces rector Guillermo Soberón Acevedo, cuyo objetivo era acercar la UNAM a un mayor número de estudiantes con aspiraciones de cursar alguna carrera universitaria, en 1974 el H. Consejo Universitario aprobó la creación de cinco planteles de las Escuelas Nacionales de Estudios Profesionales en zonas estratégicas alrededor del entonces Distrito Federal: Cuautitlán, en 1974; Acatlán e Iztacala en 1975, y Aragón y Zaragoza en 1976.

Sobre un terreno de 300 mil metros cuadrados, Acatlán, que en náhuatl significa lugar de cañas, abrió sus puertas con tres edificios y una unidad académica. La primera generación la integraron cuatro mil 300 alumnos y una planta docente de 406 profesores. Ahora, estudian en sus aulas más de 22 mil estudiantes que disfrutan de una infraestructura de 50 edificios, 335 aulas, nueve auditorios, 49 laboratorios y talleres y extensas áreas verdes.

A lo largo de estos 44 años hemos constatado los logros de miles de egresados quienes demuestran los conocimientos, habilidades, competencias y valores adquiridos con sus profesores en la prestación de sus servicios en sectores como la industria, el comercio y en las diferentes instancias de gobierno tanto municipal, como estatal y federal.

De Escuela a Facultad

Treinta años después de su consolidación como una franca opción de estudio a nivel superior, el 5 de marzo de 2004, el H. Consejo Universitario de la UNAM, le otorgó el rango y denominación de Facultad de Estudios Superiores por su alto grado de desarrollo académico y cultural alcanzado.

A 44 años de existencia, la FES Acatlán puede presumir de 16 licenciaturas en el sistema presencial, siete en el sistema abierto y a distancia, con una matrícula que ronda los 23 mil estudiantes, y una planta docente de más de mil 500 profesores.

Hay que recordar que la impartición en la enseñanza idiomas inició el 26 de enero de 1976 y debido a su creciente demanda, en 1978, abrió sus puertas el Centro de Idiomas Extranjeros (CIE), base del Centro de Enseñanza de Idiomas que hoy conocemos, inaugurado en 1984 y catalogado como el más grande de América Latina.

En sus estudios de Posgrado, ofrece ocho programas académicos de especialización, 12 maestrías y cinco doctorados, con una matrícula de 680 alumnos. Inició en 1982 con cuatro especializaciones: Costos en la Construcción, Geotecnia Aplicada a las Vías Terrestres, Instituciones Administrativas de Finanzas Públicas, y Estructura Jurídico-Económica de la Inversión Extranjera.

El proyecto académico de Acatlán confirma una vez más, el compromiso social que siempre ha caracterizado a la Universidad de la Nación. Para nuestro campus, este es un momento importante de reflexión, pues coinciden 44 años de vida con su XV aniversario de transformación a Facultad. Los que egresamos de sus instalaciones, vemos con entusiasmo y orgullo a las nuevas generaciones que seguramente encontrarán en Acatlán un extraordinario proyecto de vida en una Facultad del siglo XXI. ¡Enhorabuena!

Categoría(s): Boletines

Sin comentarios

Entradas recientes

Hecho en México, todos los derechos reservados 2019. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución.

El contenido aquí expuesto no necesariamente refleja la opinión de la institución, y es responsabilidad exclusiva del administrador del blog.