Sala de Prensa Acatlán


La doctora Rosa Isabel Gaytán Guzmán presentó su libro Doctrina Carranza. Práctica institucional y legado doctrinario, obra en la que explica los ideales y motivos que llevaron a este revolucionario a forjar la doctrina que lleva su nombre y que sirvió de base para establecer en la Constitución la forma en que México manejaría su política exterior.

La doctora Claudia Márquez Díaz, jefa de la División de Ciencias Socioeconómicas de la FES Acatlán, señaló que el libro presenta muchos datos históricos, sin embargo, tiene la virtud de estar redactado de tal forma que permite una lectura amena.

Márquez Díaz explicó que el texto explora el concepto de Derecho Internacional Contemporáneo en la época revolucionaria y aborda la evolución de conceptos como soberanía o Estado-nación. Además, agregó, el libro se enriquece al retomar trabajos de investigadores de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Por su parte, el embajador Pedro González Olvera, representante de la cátedra Fernando Solana, indicó que esta obra es un “análisis práctico del origen de la política exterior mexicana a partir de la Revolución”, explica el por qué de la forma de pensar de Venustiano Carranza, quien creció en una familia de 15 hermanos, con una educación donde el amor a la patria, la no intervención
extranjera, la honradez a toda costa y la legalidad fueron valores fundamentales.

Agregó que el prócer revolucionario, jefe del Ejército Constitucionalista que se enfrentó a Victoriano Huerta y a Francisco Villa era seguidor de las ideas de Benito Juárez, de quien retomó su doctrina para hacer la propia, donde resaltaba la no intervención de las potencias y la soberanía nacional.

De esta manera, la doctora Gaytán Guzmán expresó que uno de los propósitos de este libro fue develar cómo fue Venustiano Carranza y qué lo llevó a tomar ciertas decisiones. La autora resaltó otros factores: el revolucionario nació en la segunda mitad de siglo XIX, en Coahuila (territorio perteneciente a Texas cuya separación se dio con la intervención estadunidense), vivió la intervención francesa, y educado con la aspiración a una patria y una identidad como mexicano, aspectos definitivos cuando Carranza forjó sus ideas para la política exterior.

Los preceptos que componían su doctrina, dijo, eran revolucionarios para la época, pues defendían la no intervención de las potencias y en cierta medida contravenían al derecho internacional de la época, en la que surgió la Sociedad de Naciones, instancia con la que se trataba de mantener la paz después de la Primera Guerra Mundial.

La autora destacó la vigencia y la actualidad de la doctrina Carranza, y agregó que sus ideas aún permean en la política exterior de nuestro país. “Es el gran estadista constructor del México del siglo XX”, concluyó.

Categoría(s): Boletines

Sin comentarios

Entradas recientes

Hecho en México, todos los derechos reservados 2020. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución.

El contenido aquí expuesto no necesariamente refleja la opinión de la institución, y es responsabilidad exclusiva del administrador del blog.