Sala de Prensa Acatlán



Tiempo y espacio de arquitectura 2018, fue un espacio en donde se reflexionó sobre el enfoque social que debe tener la arquitectura, así como el interés que debe tener ésta para reducir el impacto ambiental y favorecer la sustentabilidad en las edificaciones.

En el Auditorio II Miguel de la Torre, el arquitecto Jorge Arditti Eglin, de Arditti+RDT Arquitectos, ofreció una charla sobre el diseño de algunas de las construcciones más emblemáticas que su despacho ha realizado, entre las que destaca el Museo de Memoria y Tolerancia, ganador del Premio ONCE Foundation Prize for Accesibility in Architecture dentro del World Architecture Festival, Barcelona 2011.

Arditti Eglin destacó que se trató de un gran premio para nuestro país pues nunca antes había obtenido dicho galardón. El museo, ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México, destaca por su arquitectura. De igual forma, el arquitecto recomendó trabajar a favor de la museografía, ejemplificó el área corazón del inmueble, llamada El Memorial de los niños, el cual además de dividir el recorrido, homenajea a los infantes víctimas de genocidios.

Del mismo modo, resaltó la importancia de la sustentabilidad en las obras, la cual plantea una modulación correcta para evitar el desperdicio de material con retoques posteriores. Además, dijo, la idea arquitectónica debe integrar aspectos como una buena orientación y la inclusión de tecnología de tratamiento de aguas residuales.
Algunas de las construcciones de Arditti Eglin han incluido sistemas de dobles fachadas, es decir, se sobrepone una capa a la fachada principal, con lo cual se crea un espacio entre ambas que sirve para regular la temperatura y evita así el uso del aire acondicionado en la construcción.

En cambio, el arquitecto Fidel López Toledo, de la empresa PRETECSA habló sobre la importancia de las piezas prefabricadas, pues informó que su uso reduce no sólo los costos, sino también los tiempos de construcción.

El arquitecto detalló el proceso de fabricación de estos elementos: en un principio los artesanos especializados moldean una pieza en yeso, a partir de la cual se obtiene un molde de látex que servirá para realizar un sinfín de copias. Las piezas ya fraguadas y desmontadas son lavadas con ácido y se transportan al sitio de la construcción correspondiente.

López Toledo destacó que la empresa mexicana PRETECSA compite en su ámbito a nivel internacional. Uno de sus mayores retos ha sido la construcción de prefabricados para la Torre Reforma, en la cual el material empleado debe resistir vientos de hasta 350 kilómetros por hora.

El también docente de la FES Acatlán instó a los alumnos a actualizarse y aprender más sobre el tema para ser competitivos profesionalmente.

Categoría(s): Boletines

Sin comentarios

Entradas recientes

Hecho en México, todos los derechos reservados 2019. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución.

El contenido aquí expuesto no necesariamente refleja la opinión de la institución, y es responsabilidad exclusiva del administrador del blog.