Sala de Prensa Acatlán

Zygmunt Bauman, fallecido a los 91 años de edad, era un sociólogo de referencia, mismo que acuñó los conceptos de modernidad líquida, sociedad líquida o amor líquido para definir el actual momento de la historia en el que las realidades sólidas de nuestros abuelos, como el trabajo y el matrimonio para toda la vida, se han desvanecido. Y han dado paso a un mundo más precario, provisional, ansioso de novedades y, con frecuencia, agotador. Un mundo que el polaco supo explicar como pocos.

Durante la conferencia Magistral, Reflexiones teóricas y profesionales en torno a la comunicación líquida, en la XV Semana de la Comunicación. De lo sólido a lo líquido. Transformaciones y escenarios de la Comunicación, La doctora Florence Toussaint y el doctor Jesús Galindo Alcaraz compartieron algunas reflexiones frente a profesores y alumnos, en el Auditorio II, Miguel de la Torre.

Florence Toussaint, doctora en sociología y autora de más de 35 publicaciones, refirió que, de acuerdo al pensamiento de Bauman, la sociedad actual se considera de desecho, apoyada por los medios de comunicación.

“La forma de legitimarse es en términos del valor del mercado, en términos del valor de una sociedad del consumo, con una vida líquida, donde todo es efímero, reemplazable, desechable, la mayoría de las veces por el mismo producto”, explicó.

Sobre el cambio que sufre el ejercicio profesional del comunicador en el periodismo líquido, señaló que los medios impresos se han visto cimbrados con un nuevo paradigma, donde han migrado del papel a la web, “no sólo por cuestiones económicas, sino porque han traicionado su origen y sus ligas con la sociedad, para estar del lado del poder”. Agregó que los comunicadores deberán de desarrollar nuevas formas de producir y hacer periodismo.

Por su parte, el doctor Luis Jesús Galindo Alcaraz, doctor en Comunicación e integrante del Sistema Nacional de Investigadores del CONACyT, dijo que lo sólido, líquido y gaseoso depende del punto de vista de cada uno, de los niveles de percepción. “La comunicación no tiene nada de sólido, es algo que se mueve. En la modernidad se enamoraron de lo sólido, lo sólido es una metáfora, para hacer que todo sea agarrable, pero nada es agarrable”, sostuvo.

Indicó que existen constructos como el de cultura, construido metafóricamente desde lo sólido y cuando cambia y varía “es un desastre, no debe pasar”. Señaló que en sociología hay constructos macros que determinan las posiciones y limitan lo que puede cambiar.

Categoría(s): Boletines

Sin comentarios

Entradas recientes

Hecho en México, todos los derechos reservados 2019. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución.

El contenido aquí expuesto no necesariamente refleja la opinión de la institución, y es responsabilidad exclusiva del administrador del blog.